Ticker

6/recent/ticker-posts

El momento en el que los sirvientes del Palacio Real dejaron sin palabras a Alfonso XIII

Recientemente he leído el gran libro "El Rey", de José Luís de Vilallonga, el cual a través de largas entrevistas y conversaciones con el Rey emérito, Juan Carlos I, relata una serie de anécdotas y aborda temas muy interesantes. Me llamo mucho la atención cuando habla concretamente del abuelo de Juan Carlos I, contando una anécdota digna de recalcar y con un gran significado, y es por ello, que me dispongo a contar.
Exilio Alfonso XIII


Alfonso XIII se encontraba en los momentos más tensos de su reinado. La II República va a ser proclamada y debe marchar al exilio. Madrid es una ciudad tensa llena de alboroto...pero sus seguidores más humildes, los trabajadores de Palacio Real, no dudaron en acompañarle en sus últimos momentos.

El Rey según se cuenta en el libro, al conocer la noticia, se ilusionó y dijo estas palabras; "¡cruzar en estos momentos la plaza de oriente para decirme adiós...!",  "Son gente verdaderamente valiente"!. El Rey acompañado de su hijo el Conde de Barcelona, quien narra estos sucesos, se disponen a entrar en el salón, produciendo una gran sorpresa en Don Alfonso. Este no daba crédito, las 50 personas eran todos miembros de Palacio Real, humildes trabajadores al servicio de S.M. Chóferes, sirvientes, cocineros...etc. Allí estaban dispuestos a despedir al Rey, con emoción y tristeza a la vez. Alfonso XIII quedó tremendamente sorprendido, incluso su labio inferior empezó a temblar. Tras esta repentina sorpresa mira a su hijo Juan y le dice: "Salvador, no veo aquí a ninguno de mis grandes..., a ninguno de los que jugaban al polo conmigo..., a ninguno de los que me pedían cargo y honores". Todos esas personas que habían recibido grandes ventajas por parte de S.M Alfonso, que se jactaban de jugar con el al polo y cazar, no estaban presentes allí, en el momento mas triste de su vida, el momento en el que abandona España, de camino al exilio. Eso no son amigos. Sería en este momento en el que el Rey se dio cuenta que la amistad es un privilegio que muy pocas personas pueden tener. Amigos muchos, pero de verdad, pocos.

Estos hechos los puede corroborar una lectora de este portal virtual, la cual contactó conmigo para verificarme la verdad de los hechos. Uno de sus familiares se encontraba en Palacio Real cuando ocurrió. Sin duda alguna un hecho bastante curioso.

Este fragmento del libro, se encuadra en el momento en el que hablan sobre la amistad de los Reyes, y mejor ejemplo que este no existe. Los verdaderos amigos del Rey Alfonso XIII, fueron los que le sirvieron, los humildes trabajadores del Palacio Real, que estuvieron presentes en su despedida.

Más tarde el Rey se instalaría en Roma junto con su familia, ciudad donde murió. Sus restos fueron trasladados a España cuando se instauró la democracia, para que en perpetuo descanso reposarán en el Panteón Real del Escorial.

Artículos relacionados con Alfonso XIII:
_____________________________________________________________________________________

BIBLIOGRAFÍA

- "El Rey", de José Luis de Villallonga.

Publicar un comentario

0 Comentarios